En adhesión al Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM), el Municipio impulsa un nuevo proceso de compactación de vehículos y chatarras.

En el predio ubicado en Undiano 1020, se procesarán aproximadamente 600 automotores y 1700 motovehículos, depositados en corralones municipales.

El secretario de Gobierno, Fernando Compagnoni, explicó que “esta iniciativa tiene tres ejes: el primero es compactar y dejar los espacios públicos municipales de la mejor manera; el segundo es cuidar el medioambiente y en tercer lugar colaborar con instituciones intermedias de la ciudad, que se verán beneficiadas económicamente con un porcentual de la venta del material de chatarra”.

Por su parte, la concejala María Laura Biondini, destacó que “el intendente Héctor Gay tomó la iniciativa, se hizo la ordenanza y luego un arduo trabajo con el personal del Tribunal de Faltas para concretar las debidas notificaciones para los titulares”.

Recordó además que en la etapa anterior, en noviembre del 2018, se procedió a la compactación de 1500 motovehículos y 400 automotores secuestrados entre los años 1995 y 2016.

Participaron de la actividad el subsecretario de Gobierno, Francisco Fernández Solari; el director de Control de Tránsito Urbano, Martín Iglesia Braun y el director de Defensa Civil, José Luis Holmann.

Entidades de bien público beneficiadas:

  • Biblioteca Popular El Principito del Tambor de Tacuarí
  •  Ayuda Le
  •  Asociación de Lucha Contra el Mal de Alzheimer – ALMA
  • Cooperadora Hospital Municipal Dr. Leónidas Lucero
  • Centro de Rehabilitación y Biblioteca Popular Luis Braille
  • Centro de Promoción para una Niñez Saludable – CEPRONISA
  •  INCUDI
  • Pequeño Cottolengo Monseñor José Nascimbeni.