Entre el 4 y 10 de febrero, la Dirección General de Fiscalización concretó 124 auditorías en comercios sin registrar anomalías.

Además intimó al cese de actividad por falta de habilitación a 55 locales, en 9 secuestró mercadería no apta para el consumo y clausuró otros 9.

Asimismo se labró un actas de constatación en operativos de transporte alimenticio.