El área de habilitaciones de la Dirección General de Fiscalización realizó durante el mes de julio, 327 auditorías en comercios donde no se registraron anomalías.

Además intimó al cese de actividad por falta de habilitación a 131 locales, en 15 secuestró mercadería no apta para el consumo y clausuró otros 13.

Por otra parte, el área de bromatología realizó seis controles de calidad de mercadería y aguas. Además de 219 auditorías en comercios, sin detectarse anormalidades.

Con respecto a las actas de infracción, 49 comercios fueron intimados al cese de actividad, en siete se secuestró mercadería no apta para el consumo y cuatro fueron clausurados.

Finalmente se realizaron siete actas de constatación en operativos de transporte alimenticio.